¿QUÉ ES EDUCAR EN EL HOGAR?


La educación en el hogar se está volviendo cada vez más popular en México, pero, realmete, ¿sabemos qué es la educación en casa conforme a la perspectiva bíblica? ¿por qué educamos en casa?


El Hogar Educador es el modelo de enseñanza bíblico

que establece la Palabra de Dios para que los padres se hagan cargo personalmente de la educación de sus hijos.

Cuando el pueblo de Israel iba a tomar posesión de la tierra prometida, Dios les dio en Deuteronomio 6 el mandamiento mas importante que les guiaría hacia la victoria; con el sentido espiritual del nuevo pacto que a nosotros nos corresponde como el nuevo Israel, debemos tomar en obediencia la misma instrucción.

“Estos, pues, son los mandamientos, estatutos y decretos que Jehová vuestro Dios mandó que os enseñase, para que los pongáis por obra en la tierra a la cual pasáis vosotros para tomarla; para que temas a Jehová tu Dios, guardando todos sus estatutos y sus mandamientos que yo te mando, tú, tu hijo, y el hijo de tu hijo, todos los días de tu vida, para que tus días sean prolongados. Oye, pues, oh Israel, y cuida de ponerlos por obra, para que te vaya bien en la tierra que fluye leche y miel, y os multipliquéis, como te ha dicho Jehová el Dios de tus padres. Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es. Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas. Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes. Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas.” (Deuteronomio 6:1-9)

Los mandamientos que Dios nos ha dado en su Palabra son para que los pongamos por obra, es por eso que la importancia de tomarlos como la verdad esencial para guiarnos, será lo que determinará el éxito completo, en nuestra vida, la de nuestros hijos y nietos; no es una tarea fácil enseñar el temor de Jehová, sin embargo es nuestra responsabilidad como padres asegurarnos que el corazón de nuestros hijos le pertenece a Dios y que esa obediencia a todos sus mandamientos permanecerá durante el resto de sus vidas y serán capaces de enseñar esta verdad a sus hijos y a los hijos de sus hijos desarrollando en ellos convicciones bíblicas.

¿Por qué Educar en Casa?

Bastaría mencionar el entorno social al cual se expone un niño al entrar en contacto directo con la doctrina filosófica implícita, que se encuentra en el medio escolar, sin embargo hay razones de peso aún más importantes de las cuales nos advierte Dios en su Palabra.

“Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel día que vendrá los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos, y no les dejará ni raíz ni rama. Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación; y saldréis, y saltaréis como becerros de la manada. Hollaréis a los malos, los cuales serán ceniza bajo las plantas de vuestros pies, en el día en que yo actúe, ha dicho Jehová de los ejércitos. Acordaos de la ley de Moisés mi siervo, al cual encargué en Horeb ordenanzas y leyes para todo Israel. He aquí, yo os envío el profeta Elías, antes que venga el día de Jehová, grande y terrible. El hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres, no sea que yo venga y hiera la tierra con maldición.” (Malaquías 4)

Educar en casa no es solamente la idea simplista de sacar al niño de la escuela para que no reciba malas influencias, es algo más importante.

Educar en casa implica:

Tomar como prioridad enseñar integridad y desarrollar el carácter de Cristo en la vida de nuestros hijos. Conocer a profundidad el corazón de nuestros hijos, entendiendo sus necesidades básicas, satisfaciéndolas siempre bajo la dirección de la Palabra de Dios.
Instruir al niño en su camino (Proverbios 22:6), guiándole en la enseñanza académica, observando sus habilidades y aptitudes naturales con las cuales Dios lo hizo.
Probablemente este concepto sea totalmente nuevo para usted, sin embargo es la Palabra de Dios el fundamento en el cual está basada esta enseñanza; le invitamos a que considere seriamente la posibilidad de educar a sus hijos en el hogar; estamos convencidos de que obedecer a Dios ¡siempre! es la mejor opción, usted podrá constatar en su propia vida, la de sus hijos y nietos, que es una realidad lo que Dios promete en su Santa Palabra.

“El hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres”

CONTÁCTANOS